¿Qué define a un “Anticipador?

5 Maneras de ser más Estratégicos 

No es ningún secreto que Recursos Humanos no es siempre el departamento más popular de cualquier organización. Desafortunadamente, cuando se llevó a cabo el estudio Global Leadership Forecast 2018, encontramos que RR.HH no está asumiendo un nuevo rol, aquel que etiquetamos como “anticipador” y que se ha convertido en algo crítico para que RR.HH sea visto como exitoso. Los otros dos roles que vemos, el reactor y el socio, son más comunes en Recursos Humanos. Sin embargo para que Recursos Humanos sea efectivo ahora y en el futuro, sus líderes deben replantear su enfoque. En Target-DDI definimos los roles que RR.HH desempeña de la siguiente manera:

Reactor: Establece y asegura el cumplimiento de las políticas; Responde a las necesidades del negocio; Instala iniciativas básicas para la gestión del talento.

Socio: Trabaja hacia objetivos mutuos con los gerentes de línea; Comparte información con la empresa sobre las brechas en el tema del talento; Proporciona soluciones de recursos humanos.

Anticipador: Utiliza la analítica para pronosticar las necesidades de talento; Proporciona información y soluciones para garantizar un suministro de talento de alta calidad; Vincula la planificación del talento con la planificación empresarial; Prioriza ser estratégico.

Si bien reconocemos que todos los profesionales de Recursos Humanos deben realizar tareas asociadas con cada función para satisfacer las necesidades futuras de la empresa y seguir siendo creíbles, deben aumentar el enfoque en las prácticas de anticipación para administrar el talento de forma estratégica.

Una inmersión más profunda en la investigación dentro del Global Leadership Forecast 2018, analiza las diferentes prácticas de talento para Reactores, Socios y Anticipadores, con el objetivo de identificar las prácticas que diferencian a los Anticipadores de los Socios. La tabla del costado destaca las ocho prácticas que los Anticipadores hacen más efectivamente que los Socios.

Como puedes ver, muchos líderes informan que el eslabón más débil es la conexión entre la planificación del talento y la planificación estratégica. Además solo el 28% de los más de 2,500 profesionales de Recursos Humanos encuestados consideraron que la conexión entre los dos es estrecha y que la conexión comienza al principio del proceso de planificación estratégica. La buena noticia es que la tecnología ahora está en su lugar para proporcionar análisis predictivos, el alma de un anticipador; es el vehículo que permite a RR.HH. demostrar valor antes del proceso de planificación.

La importancia de ser un Anticipador. El valor de los Anticipadores no es un concepto nuevo. Durante la Segunda Guerra Mundial existían numerosos soldados que tenían como rol ser un anticipador. A dichos soldados se le asignaba salir al territorio enemigo en un vehículo explorador y reunir información sobre la ubicación, el movimiento de las tropas y tanques enemigos. Esta información era esencial para permitir a las fuerzas del Comando Aliado planificar y prepararse para las próximas batallas. Si los generales encargados de tomar las decisiones estratégicas no hubieran tenido esta inteligencia, ¡habrían estado tomando muchos más riesgos!

Para determinar si los individuos son estratégicos en Recursos Humanos, definimos cinco comportamientos que ilustran lo que hacen los anticipadores y cómo pueden usar la inteligencia recopilada a partir de datos y análisis predictivo. 

1. Planificación para el futuro. Con demasiada frecuencia nos basamos en información que nos dice dónde hemos estado y no a dónde debemos ir. Esto es como conducir por la carretera y solo mirar por el espejo retrovisor; Un accidente a punto de suceder. Tenemos que mirar hacia el horizonte, empezando por dónde va el negocio. Para Recursos Humanos, esto significa analizar lo que está sucediendo en el mundo que podría afectar el negocio y nuestra capacidad para proporcionar suficientes líderes listos para el momento. Esto podría ser desde tendencias e innovaciones hasta factores políticos y socioeconómicos. Por ejemplo, cualquier organización con operaciones en el Reino Unido debe considerar cómo Brexit podría afectar a sus clientes, a la organización, y a la oferta y demanda de las personas. Al escanear el horizonte a través de un lente centrado en el negocio, hay una mayor conciencia de las oportunidades y los desafíos que tendrá que enfrentar el negocio. No sería poco realista decir que este tipo de información hace posible que Recursos Humanos participe activamente en conversaciones centradas en los negocios. Más importante aún, aquellos en Recursos Humanos pueden ser capaces de iniciar la conversación. 

2. Ejecutar una estrategia de liderazgo eficaz. Los anticipadores desempeñan un papel clave en la configuración y ejecución de una estrategia de liderazgo eficaz. En elGlobal Leadership Forecast 2018, la estrategia de liderazgo se identificó como la base olvidada de la planificación empresarial. El estudio informó que solo el 14 % de los líderes de RRHH sienten que sus organizaciones tienen el talento de liderazgo para ejecutar su estrategia comercial. Los líderes de línea principales definen la estrategia de liderazgo como tener un suministro de líderes capaces que puedan satisfacer tanto las necesidades comerciales a corto plazo como las que cambian constantemente. ¿Porque es esto importante? Porque el 86 % de la organización no tiene líderes que estén preparados para enfrentar los desafíos comerciales de la organización.

Las organizaciones que formulan y ejecutan una estrategia de liderazgo eficaz mejoran el impacto estratégico de Recursos Humanos y tienen una alta calidad de liderazgo. Su banco de liderazgo es mucho más fuerte y pueden ocupar puestos críticos abiertos. Esto es casi imposible de lograr si RR.HH no entiende dónde debe estar la empresa en los próximos dos o tres años, lo que les permite configurar y ejecutar la estrategia de liderazgo. Obviamente, una estrategia de liderazgo nunca debe ser independiente del plan estratégico de una empresa. Sin embargo, solo uno de cada cuatro profesionales de Recursos Humanos está involucrado en la planificación estratégica desde su inicio. Aquellos que son Anticipadores permiten que Recursos Humanos hable el idioma de la empresa, aumentando dramáticamente la posibilidad de ser invitado a participar más temprano en el ciclo de planificación estratégica. 

3. Usar los datos para mejorar la cultura de la empresa. Un Anticipador puede impulsar el cambio y actuar como un canalizador para mejorar los resultados e impactar la cultura de la organización. Supervisan constantemente los datos de los sistemas de Recursos Humanos para asegurarse de que un sistema está permitiendo el cambio o que al menos es neutral. Si algún sistema está creando fricción, pueden tomar medidas de forma proactiva para reducirlo o eliminarlo.

4. Reafirmar las resistencias de cambio. Otro papel clave para el Anticipador es estar ahí para aquellos individuos que podrían resistirse al cambio. Un Anticipador tiene una buena idea de lo que está sobre la próxima colina y puede ayudar a preparar a aquellos que podrían estar más aprensivos. Al final del día, RR.HH. debe apoyar a las personas a medida que el negocio evoluciona. Los anticipadores pueden liderar la carga al acceder y aprovechar los datos y el análisis predictivo. Interpretan los datos e identifican quién necesita estar informado acerca de las implicaciones para el liderazgo y las estrategias comerciales. Pueden crear e implementar estrategias de influencia apropiadas, utilizando los datos para obtener un compromiso e inspirar acciones.
5. Entrenar a otros sobre los objetivos actuales y futuros. Por último, ser un Anticipador significa actuar como asesores comerciales de confianza, brindar experiencia y entrenamiento no solo en los temas de Recursos Humanos, sino también en los objetivos comerciales actuales y futuros. El aprovechamiento sistemático de los datos y la aplicación de análisis predictivos permiten a la empresa tomar decisiones informadas que afectan sus resultados finales. A medida que las organizaciones se embarcan en sus viajes digitales, debemos restablecer las infraestructuras de talento y liderazgo. Esto significa volverse más ágil, impulsado por los datos, conocedor de la tecnología y tener vínculos con las necesidades del negocio en rápida evolución. Para satisfacer esta necesidad, el departamento de Recursos Humanos debe adelantarse a la organización y mirar hacia el horizonte. Esta es la razón por la que uno de nuestros clientes tiene miembros de su organización global de Recursos Humanos que pasan parte de su día analizando información que tiene implicaciones para la dirección del negocio y pensando en los pasos necesarios para ayudar a los líderes a prepararse para el futuro. Están dando los primeros pasos para convertirse en Anticipadores. Entonces, ¿qué vas a hacer hoy?

Comparte esta noticia

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.